La disposofobia también llamado síndrome de acumulación compulsiva es un trastorno psicológico que se caracteriza por la tendencia de la persona para acumular objetos socialmente aceptados y es incapaz de deshacerse de los que no le son útiles. Suele presentarse en personas jóvenes, sobre todo mujeres.

Alrededor de un 6% de la población mundial reúne objetos de manera excesiva, pero la prevalencia del trastorno de acumulación patológica se estima entre un 2%-3% de la población, según datos de la ICOCS (International College of Obsessive Compulsive Spectrum).

La acumulación compulsiva se caracteriza por:

  • Acumulación y guardado de una gran cantidad de objetos, incluso cosas que parecen ser inútiles o tener poco valor para la mayor parte de las personas.
  • Dichos objetos llenan por completo los ambientes del hogar y evitan que la persona haga uso correcto de las habitaciones.
  • Dichos objetos causan molestias o entorpecen las actividades diarias.

Las personas que padecen este trastorno tienen una gran dificultad para deshacerse de las pertenencias debido a la dificultad para organizar las posesiones, los sentimientos positivos fuertes y poco comunes (alegría, placer) al comprar nuevos objetos, también sentimientos negativos fuertes (culpa, miedo, enojo) al considerar deshacerse de algún objeto.

Presentan fuertes convicciones de que los objetos son valiosos o útiles, incluso cuando otras personas no los quieren y se sienten responsables por estos objetos y a veces pueden llegar a creer que los objetos inanimados tienen sentimientos o recuerdos. Además suelen tener poca o nula conciencia de problema, incluso cuando el desorden o la acumulación interfiere claramente en su vida.

Además del desorden en la vivienda, con problemas de espacio y seguridad en ella, son frecuentes los conflictos con familiares y amigos, quienes están frustrados y preocupados por el estado del hogar y por los comportamientos de acumulación compulsiva.

Todo esto puede hacer que las personas que padecen este síndrome presenten clínica depresiva debido a las consecuencias familiares y sociales de la acumulación.

La acumulación compulsiva se consideraba un tipo de Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) pero actualmente se considera un trastorno independiente. Se cree que casi 1 de cada 5 acumuladores compulsivos tienen síntomas de TOC no relacionados con el síndrome de acumulación compulsiva.

También es importante señalar que el Trastorno por acumulación compulsiva no es lo mismo que el Síndrome de Diógenes; se diferencia de este porque las personas afectadas por síndrome de Diógenesno solo acumulan objetos, sino suciedad, alimentos y desperdicios, además de padecer un deterioro personal importante, al presentarse en muchas ocasiones en personas en situación de marginalidad mientras que las personas que padecen un trastorno por acumulación pueden mantener una vida totalmente normal y organizada.

Referencias:

  1. International OCD Foundation (2009). Disponible aquí.