Motivación

María Robles Motivación

¿Qué es la motivación?

La motivación es fuerza, impulso, energía, deseo y buena disposición que activa o mueve al sujeto hacia el logro de un objetivo o fin. 

Es lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y psicológicos que decide, en una situación dada, cómo actuar.

Dirigir las emociones para conseguir un objetivo es esencial para mantenerse en un estado de búsqueda permanente y para mantener la mente creativa para encontrar soluciones. Las personas que tienen esta habilidad tienden a ser más productivas y eficaces, cualquiera que sea su emprendimiento.

¿Qué queremos?, ¿cómo lo queremos?, ¿en cuánto tiempo?, y después que lo tenemos ¿qué hacemos con él?

Estas interrogantes permiten definir el camino que escogemos para llegar a una o a otra decisión, pudiendo ser nimia o trascendental.

Es por ello que la motivación es lo que nos garantiza que estemos enfocados hacia lo queremos, y redirige a las personas hacia la obtención de lo que se anhela. De acuerdo a lo anterior, se puede inferir que todos los procesos y toma de decisiones que se hacen en el transcurso de la vida, están sujetos al grado de incentivación o motivación que posea el individuo.

El logro de objetivos y metas es directamente proporcional a las circunstancias favorables que nos conducen a ellos, al esfuerzo que se realiza y al afán de obtenerlo.

¿Cuál es el elemento más importante?

  • La forma en que nos sentimos emocionalmente en una situación determinada consiste en el elemento más importante de la motivación.
  • La motivación está constituida por todos los factores capaces de provocar, mantener y dirigir la conducta hacia un objetivo determinado.

Para alcanzar una meta, las personas han de tener suficiente activación y energía, un objetivo claro y la capacidad y disposición de emplear su energía durante un periodo de tiempo lo suficientemente largo para poder alcanzar su meta.

El elemento más importante de la motivación reside en la manera como nos sentimos emocionalmente en una situación determinada. Un elemento primordial es la manera de sentir nuestras emociones.

Read More

Empatía

María Robles Empatía

¿Qué es la empatía?

Según la RAE, la empatía es la capacidad que tenemos de ponernos en el lugar de alguien y comprender lo que siente o piensa.

Empatía proviene del griego “emocionado”, haciendo referencia a la capacidad de percibir los sentimientos ajenos como propios.

Por ello es fundamental para una correcta interacción social, ya que nos permite ponernos en el lugar del otro y entender las situaciones que está viviendo o las sensaciones que está padeciendo.

La empatía, nos sirve para ayudarnos a la resolución de conflictos ya que nos sirve para recoger información sobre el otro, identificar sus emociones y comprender sus puntos de vista. Además contribuye a la disminución de los estados emocionales negativos y refuerza los positivos.

De esta manera, actualmente la empatía es una de las cualidades más valoradas en las personas, pero no siempre se cultiva y no nos suelen enseñar a potenciarla en los colegios.

Ser empáticos no es lo mismo que estar de acuerdo con lo que la otra persona manifiesta, no quiere decir que lo estemos aceptando o que nos caiga bien. No son sinónimos.

También es importante hacer otra una puntualización para diferenciar empatía de identificación: a veces nos vemos reflejados en las dificultades del que tenemos delante y perdemos la objetividad al decirle aquello que nosotros hubiéramos deseado escuchar. Si esto pasa estamos quedándonos enganchados en nuestra propia historia, sin escuchar realmente al que tenemos delante.

¿Qué pasa si no tenemos esta cualidad?

Son personas que no tienen la capacidad de comprender cuándo están produciendo dolor a los demás o que no comprenden cómo de importante es este dolor en la otra persona ya que ellos no son capaces de sentirlo. Tampoco son capaces de prever cuándo van a hacer daño a otra persona ni entienden las emociones propias o ajenas.

La falta de empatía puede ser uno de los síntomas de alguno de los trastornos de la personalidad.

Cuando existe una falta total de empatía, podemos hablar de psicopatía.


Read More
Call Now Button