María Robles Asperger

¿Qué es el síndrome de Asperger?

El síndrome de Asperger es un trastorno del espectro autista que fue descrito por Hans Asperger en 1944.

Forma parte del espectro de los trastornos generalizados del desarrollo (o del espectro autista). Se cree que el Asperger representa un trastorno del desarrollo con base neurológica, de causa desconocida en la mayoría de los casos, en el cual existen desviaciones o anormalidades en tres amplios aspectos del desarrollo: conexiones y habilidades sociales, el uso del lenguaje con fines comunicativos y ciertas características de comportamiento y de estilo relacionadas con rasgos repetitivos o perseverantes, así como una limitada pero intensa gama de intereses.

Forma parte de los trastornos del desarrollo, pero no es lo mismo que el autismo. Se asocia con un funcionamiento social anormal y comportamientos repetitivos, pero no con una disminución de la inteligencia o la funcionalidad lingüística.

Se caracteriza por mayores habilidades cognitivas (CI normal o superior a la media) y por un nivel de lenguaje más cercano a la normalidad, en comparación con otros trastornos del espectro.

La presencia de habilidades de lenguaje básicas normales se considera hoy en día uno de los criterios para el diagnóstico del AS, aunque existan casi siempre algunas dificultades más sutiles en lo que se refiere al lenguaje pragmático-social.

¿Qué características presentan?

  • Deficiencias cualitativas en la interacción social, que incluyen: uso deficiente de comportamientos no verbales para regular la interacción social, fracaso en el desarrollo de relaciones apropiadas con personas de su edad, falta de interés espontáneo en compartir experiencias con los demás, falta de reciprocidad social o emocional.
  • Patrones de comportamiento, intereses y actividades restringidos, repetitivos y estereotipados, entre los que se incluyen: preocupación por uno o más patrones de interés estereotipados y restrictivos, adherencia inflexible a rutinas o rituales específicos y no funcionales, movimientos motores estereotipados o repetitivos, o preocupación con partes de objetos.
  • Los individuos con Asperger se encuentran aislados socialmente, el acercamiento a las otras personas es inapropiado por sus conductas excéntricas.

Presentan dificultades para guardar secretos, entender metáforas, ironías y humor, no establecen adecuado contacto visual, quieren guiar la conversación, pero tienen una conversación unilateral, con un lenguaje pedante, sobre un tópico definido y rutinario. Pueden alterarse fácilmente si sus expectativas no se cumplen, o sus rutinas son cambiadas.

¿Cuáles son las enfermedades comórbidas más frecuentes?

El asperger puede cursar con varios trastornos comórbidos: trastorno por déficit de atención e hiperactividad, ansiedad, esquizofrenia, trastorno bipolar, depresión y síndrome de Tourette.

Cerca del 65% de los pcientes con Asperger, tienen síntomas psiquiátricos, siendo el principal la inatención con o sin hiperactividad, que se presenta en los primeros años de vida en el 28% – 62.5%, tics en el 80% y síndrome de Tourette en 8%-20% de los pacientes.

Se presentan alteraciones del estado de ánimo en el 24%, depresión 15%, ansiedad no especificada en un 35%, que muestran mayor incidencia que en la población general, y está dada por pánico, agorafobia, fobia social, miedo a injurias físicas, ansiedad de separación y fobia social.

El trastorno obsesivo compulsivo se ha documentado del 19% al 25%. Además se ha reportado trastornos alimenticios en el 6% de los niños con asperger.




maria robles psiquiatra barcelona

Dra María Robles Martínez

Médico Psiquiatra

Consulta psiquiatría privada en Barcelona

Especialista en urgencias psiquiátricas, adicciones y patología dual.

www.mariarobles.es