María Robles duelo

¿Qué es el duelo?

El Duelo es un proceso interior que se realiza tras la pérdida de una relación afectiva (de pareja, familiar, de amistad, laboral, cambio de trabajo, de residencia…).

Es por eso que haremos un proceso de duelo después de cada pérdida que tengamos en nuestras vidas, aunque está claro que no todas las pérdidas tienen la misma repercusión en nuestras vidas.

La mayoría de los duelos se resuelven espontáneamente, pero en ocasiones es preciso consultar a u profesional si la duración es prolongada o la clínica muy invalidante.

¿Cuántas fases tiene?

Los diferentes autores han descrito varias fases, expondremos aquí las fases del duelo según la teoría de Elisabeth Kübler-Ross (1969).

Para explicarlo nos centraremos en la pérdida afectiva por fallecimiento.

Es importante tener en cuenta que no todas las personas pasan por todas las fases ni se dan siempre en el mismo orden.

1. Fase de negación

Es una de las primeras reacciones ante la pérdida de un ser querido. Esto nos protege inicialmente del sufrimiento, por eso en los primeros momentos nos encontramos tan “enteros”.

Es como si no hubiera ocurrido, por eso nos encontramos como en una especie de calma. Si nos estancamos en esta fase, aparecerá un duelo patológico.

2. Fase de enfado o ira

En esta fase aparecen sentimientos de rabia, rencor o resentimiento. Es frecuente que busquemos algún culpable o alguien responsable de esa ausencia.

Los sentimientos de rabia o ira son secundarios a los sentimientos de frustración ante esta situación irreversible y sin solución.

3. Fase de negociación

En esta fase presentamos una actitud fantasiosa, ¿qué hubiera pasado si….? ¿Y si…? Es la fase en la que nos hacemos preguntas de cómo podría haberse cambiado o revertido la situación.

4. Fase de tristeza o depresión

A pesar de su nombre, no indica que la persona tenga que pasar por una depresión y recibir tratamiento especializado por ello. Lo que ocurre es que tras la negociación, aparece una tristeza profunda y una sensación de vacío interior.

Estas emociones son normales ante las pérdidas afectivas.

5. Fase de aceptación

Tras la fase de depresión llega el momento en el que aceptamos la pérdida, aprendemos a vivir en un mundo en el que la persona fallecida ya no está y lo reubicamos en nuestro mundo interior.

En esta fase la persona vuelve a disfrutar del ambiente que la rodea y es capaz de sentirse alegre.

¿Cuáles son las tareas que debemos realizar para resolver un duelo?

  • Aceptar la realidad de la pérdida
  • Trabajar las emociones y el dolor de la pérdida
  • Adaptarse a un medio en el que esa persona ya no está
  • Recolocar emocionalmente a esa persona y continuar viviendo



maria robles psiquiatra barcelona

Dra María Robles Martínez

Médico Psiquiatra

Consulta psiquiatría privada en Barcelona

Especialista en urgencias psiquiátricas, adicciones y patología dual.

www.mariarobles.es