María Robles Lenguaje analógico y digital

¿Qué tipos de lenguaje hay?

Cuando queremos expresar algo sobre la realidad que nos rodea podemos utilizar dos tipos de lenguaje: el analógico o el digital, o ambos a la vez (Watzlawick y
cols. 1981).

El ser humano es un ser relacional. Se encuentra inserto en un mundo de relaciones. La forma que tiene de relacionarse es a través de la comunicación. Pero la comunicación es algo más que la mera transmisión de información o datos, ya que mediante la comunicación el individuo define el tipo de relación
que quiere establecer con el otro. Cuando la comunicación entre las personas se vuelve disfuncional aparecen los conflictos en la relación y, en muchos casos, síntomas clínicos como indicadores del malestar psicológico en el que el individuo está inmerso.

¿Por qué se llaman así?


Los términos analógico y digital provienen del terreno de la computación. Los computadores analógicos procesan la información mediante magnitudes continuas; sin embargo los computadores digitales procesan la información mediante magnitudes discretas, por ejemplo, mediante el código binario, en el que 1 es abierto y O es cerrado.

Hace décadas que en ciencia y tecnología se emplean estos términos; pero ha sido en los últimos años que se han popularizado, sobre todo el término digital, y en este sentido oímos hablar de tecnología digital: sonido digital, vídeo digital, televisión digital, etc. La revolución en la información se ha producido al aplicar de una manera extensiva la tecnología digital, precisamente por su capacidad de precisión que no tiene la analógica. Todos conocemos la diferencia de calidad entre una cinta de cassette (tecnología analógica) o un compact disc (tecnologia digital).

Pues bien, en el ser humano estos dos modos de comunicación reciben el nombre de no verbal para la analógica, y verbal para la digital. La comunicación no verbal está constituida por los gestos, las posturas, los movimientos, el tono de voz o el silencio.

El silencio es una comunicación analógica con un valor comunicacional impresionante. Y esto es debido a que las personas, cuando están interactuando, no pueden dejar de comunicarse.

Es imposible no comunicarse.

Otro tipo de comunicación analógica es el contexto en el cual una conducta ocurre, ya que una misma conducta será interpretada de forma distinta según el contexto donde se dé. Por ejemplo, vestirse con pantalón corto es adecuado en un entorno más o menos informal; pero recibir un importante premio científico en pantalón corto se vería como una conducta extraña. En este sentido el contexto es una comunicación no verbal dirigida a aquellos que observan la conducta. Así, golpear la cara de una persona puede ser un delito o un deporte,
depende si ocurre en la calle o en el cuadrilátero.

La comunicación digital, es decir la verbal, ha sido posible gracias a la evolución de la parte prefrontal del cerebro humano y del neocórtex cerebral, con la subsiguiente capacidad de simbolización para desarrollar el lenguaje. Esto ha permitido el desarrollo de la cultura y de los avances tecnológicos. Sin el lenguaje sería impensable el desarrollo de la humanidad al punto en el que nos encontramos.

Si los animales no tienen cultura ni historia es porque no han desarrollado la comunicación digital (verbal). Sin embargo, ellos también se comunican mediante la comunicación analógica: gestos, sonidos, posturas, etc., que son códigos muy precisos que determinan sus respuestas conductuales. Cuando alguien quiere comunicar ideas y conceptos, la comunicación digital (verbal) es la adecuada.

Sería imposible que un maestro enseñara, por ejemplo, historia a sus alumnos sólo mediante la comunicación analógica; se necesita el lenguaje verbal. Sin embargo, cuando
queremos comunicar sentimientos, emociones, la comunicación no verbal (analógica) es la más adecuada, sobre todo porque es más creíble.

Algunos refranes identifican claramente la diferencia entre estos dos modos de comunicación. Por ejemplo, el siguiente refrán:
“Del dicho al hecho hay un buen trecho”.




maria robles psiquiatra barcelona

Dra María Robles Martínez

Médico Psiquiatra

Consulta psiquiatría privada en Barcelona

Especialista en urgencias psiquiátricas, adicciones y patología dual.

www.mariarobles.es