TRASTORNOS DE LA CONDUCTA ALIMENTARIA

Dentro de la categoría de los trastornos de la conducta alimentaria se engloban un conjunto de trastornos que se caracterizan por una relación patológica con la comida, ya sea por exceso, por defecto o por la forma en la que se come.

Son una serie de trastornos cuya característica común es una alteración definida del patrón de ingesta o de las conductas y rituales sobre el control del peso, que van a conducir a un deterioro físico y psicosocial. La consecuencia más grave de estos trastornos es la aparición de malnutrición, afectando así a todo el organismo y cn ello al funcionamiento cerebral, por lo que estas conductas se perpetúan en el tiempo si no hay un tratamiento.

En algunos de los trastornos alimentarios, como pueden ser la anorexia nerviosa, la bulimia nerviosa y el trastorno por atracón, destaca la distorsión o preocupación excesiva por la imagen y forma coportal. Son una de las enfermedades crónicas, más frecuentes en adolescentes y mujeres jóvenes.

Clasificación de los trastornos de la conducta alimentaria

Se caracteriza por por un rechazo sistemático de los alimentos suele ir acompañado de conductas purgativas como vómitos provocados, uso de laxantes o productos apra adelgazar, ejercicio físico extremo… que dan lugar a una pérdida de peso muy llamativa, mientras que la persona que lo padece se ve con un volumen corporal muy superior al que presenta.

Se caracteriza por la presencia de atracones de comida que van seguidos, o en ocasiones también precedidos, de conductas purgativas o restrictivas frente a la alimentación. Muchas personas que han sufrido anorexia pueden sufrir bulimia posteriormente.

Se caracteriza porque en este caso, tras el atracón no se producen conductas compensatorias de tipo restrictivo o purgativo.

Se caracteeriza por la ingesta de alimentos durante las horas habitualmente reservadas al descanso noctuno, habiendo cenado e iniciado bien el descanso nocturno. Suele ser en forma de atracones de comida. Este síndrome también podría encuadrarse dentro de los trastornos del sueño si el paciente se encuentra en estado de ensoñación.

Se caracteriza por la ingesta de sustancias no nutritivas o sustancias no alimentarias que son inadecuadas o incluso perjudiciales para el correcto desarrollo del organismo (cabello, chicles, clips…).

Se caracteriza por la falta de ingesta de alimentos debida a la falta de interés o a que prefieren otros alimentos, a que prefieren invertir el tiempo en otra cosa… Es más frecuente en niños y adolescentes.

Se caracteriza por la regurgitación de los alimentos, que posteriormente pueden masticarse, escupirse o tragarse. Es necesario que se mantenga esta conducta durante un mes para poder hablar de trastorno.

Se caracteriza por la práctica de conductas purgativas con la finalidad de perder o no aumentar de peso, pero no van precedidas de atracones.

Call Now Button