María Robles Psiquiatra trastorno límite de la personalidad

El Trastorno Límite de la Personalidad (TLP) es un concepto relativamente nuevo, ya que en el Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales no aparece hasta 1.980 ( DSM-III ) , aunque ya en 1.884 el psiquiatra C. Hughes se refirió a él con el término Bordeline. Se llama así por considerarse que estaba en el límite entre las neurosis y las psicosis, aunque esa idea se ha abandonado y se considera una entidad propia.

Es el más frecuente de los trastornos de personalidad, estimándose que afecta a un 1,8% de la población, siendo más frecuente en las mujeres.

Se caracteriza por inestabilidad emocional, de la autoimagen y de la conducta, pensamiento polarizado y dicotómico, impulsividad y relaciones interpersonales caóticas.

Se inicia en la infancia o adolescencia, y siempre antes de los 25 años.

Tiene peor pronóstico:

  • cuanto más precoz aparece
  • si en la adolescencia hay abuso de drogas o conductas suicidas
  • si no hay conciencia de enfermedad o se niega a hacer tratamiento.

La conducta suicida, parasuicida o autolesiva en las personas con trastorno límite de la personalidad es mucho más frecuente que en otros trastornos mentales y se estima que hasta un​ 70% han tenido conductas de este tipo.

Entre sus síntomas más prevalentes destacan:

  • Miedo al abandono
  • En ocasiones actitud de hipercomplacencia para evitar el abandono
  • Relaciones interpersonales inestables
  • Elevada impulsividad
  • Autolesiones como manera de aliviar el malestar psíquico
  • Cambios de estado de ánimo frecuentes
  • Sentimientos de vacío
  • Explosiones de ira intermitentes
  • Muy baja autoestima
  • Relaciones inestables con sus iguales
  • Graves problemas de funcionamiento o adaptación en varios ámbitos de la vida diaria

El trastorno límite de la personalidad suele generar gran sufrimiento para la persona que lo padece, que es cosnciente de sus dificultades para la gestión de las emociones y de la impulsividad. Y de la misma manera, genera gran sufrimiento en las personas que están a su alrededor, puesto que con frecuencia quienes están más allegados son los que sufren más estas dificultades de la persona.