María Robles - Trastorno por estrés postraumático

¿Qué es?

El Trastorno por estrés postraumático (TEPT) es una condición clínica que se puede desarrollar después de una experiencia extremadamente traumática (p. ej.: desastres naturales, accidentales o de violencia interpersonal). 

La vivencia del evento traumático podría ser de diferentes maneras:

  1. Experiencia directa del suceso traumático.
  2. Presencia directa del suceso ocurrido a otros.
  3. Conocimiento de que el suceso traumático ha ocurrido a un familiar próximo o a un amigo íntimo. En los casos de amenaza o realidad de muerte de un familiar o amigo, el suceso ha de haber sido violento o accidental.
  4. Exposición repetida o extrema a detalles repulsivos del suceso traumático (p. ej., socorristas que recogen restos humanos; policías repetidamente expuestos a detalles del maltrato infantil).

El término TEPT engloba dos aspectos bien definidos: por una parte una respuesta de estrés que naturalmente es patológica, y por otra el trauma.

¿Cómo se manifiesta?

El TEPT se caracteriza básicamente por cuatro tipos de síntomas diferentes, que aparecen al poco de la exposición al evento traumático y duran más de un mes.

Estos cuatro tipos de síntomas son:

  • Reexperimentación: Algo recuerda el trauma y se siente ese miedo de nuevo.
    • Flashbacks
    • Pesadillas
    • Pensamientos aterradores
  • Evasión: Intentar evitar situaciones o personas que desencadenan recuerdos del evento traumático.
    • Evitar lugares, eventos u objetos que le recuerden la experiencia traumática.
    • Evitar pensamientos o sentimientos relacionados con el evento traumático.
  • Hipervigilancia y reactividad: Estos pueden causar nerviosismo o estar atento al peligro.
    • Sentirse fácilmente sobresaltado
    • Sentirse tenso o “al límite”
    • Tener dificultad para dormir
    • Tener arrebatos de ira
  • Síntomas cognitivos y del estado de ánimo: Consisten en cambios negativos en creencias y sentimientos.
    • Problemas para recordar cosas importantes sobre el evento traumático
    • Pensamientos negativos sobre usted o el mundo
    • Sentir culpa y remordimiento
    • Perder interés en cosas que antes disfrutaba
    • Problemas para concentrarse

Todos estos síntomas pueden acompañarse de despersonalización o desrealización.

¿Todo el mundo que se expone a un evento traumático desarrolla TEPT?

No, afortunadamente no todas las personas lo sufren. Existen algunos factores de riesgo y de protección para padecerlo:

Los factores de riesgo del TEPT son:

  • Haber pasado por circunstancias peligrosas o traumáticas
  • Haber salido lastimado
  • Ver a personas heridas o muertas
  • Haber tenido una experiencia traumática en la niñez
  • Tener sentimientos de terror, impotencia o miedo extremo
  • Tener poco o ningún apoyo social después del acontecimiento traumático
  • Lidiar con un exceso de estrés después del hecho traumático, como la pérdida de un ser querido, lesiones y dolor, o la pérdida del trabajo o la vivienda
  • Tener antecedentes de alguna enfermedad mental o consumo de drogas

Los factores de protección que pueden minimizar el riesgo de TEPT:

  • Buscar apoyo de otras personas, como amigos y familiares
  • Encontrar un grupo de apoyo después de la experiencia traumática
  • Aprender a sentirse bien por las decisiones que tomó al enfrentar el peligro
  • Tener una estrategia para afrontar o de alguna manera superar el hecho traumático y aprender de éste
  • Ser capaz de actuar y responder de manera eficaz a pesar de sentir miedo



maria robles psiquiatra barcelona

Dra María Robles Martínez

Médico Psiquiatra

Consulta psiquiatría privada en Barcelona

Especialista en urgencias psiquiátricas, adicciones y patología dual.

www.mariarobles.es