La ansiedad anticipatoria es una forma de ansiedad; consiste en un proceso de evaluación cognitiva que realizamos a nivel mental, donde imaginamos lo peor que puede pasar ante una determinada situación que nos provoca estrés o inquietud. Es un proceso de evaluación cognitiva que, teniendo en cuenta la experiencia predice las consecuencias que un acontecimiento determinado produce en nuestra conducta. Va desde un proceso rápido, intuitivo, automático, hasta un proceso de predicción elaborado, deliberado, basado en inferencias inductivas o deductivas

Una de las consecuencias de la ansiedad anticipatoria es la proyección en el futuro, con pensamientos de futuro catastrofistas, y es un síntoma común en los pacientes que presentan un trastorno de ansiedad. La persona vive constantemente con la sensación de peligro lo que le genera un gran malestar.

Son comunes las distorsiones cognitivas o errores de pensamiento, que en muchos casos dan lugar a las profecías autocumplidas (de forma inconsciente, la persona provoca que su mayor miedo ocurra y esto le refuerza aún más el miedo), entrando en dinámicas que resultan muy difíciles de suprimir.

Aparece en los momentos previos a ciertos eventos en los que la persona experimenta niveles muy elevados de tensión y nerviosismo; ante situaciones en las que la persona pone altas expectativas sobre el propio rendimiento, y experimenta temor a no conseguir sus objetivos, avergonzarse o ponerse en ridículo.

Sin embargo, la ansiedad anticipatoria no aparece mientras se realiza la acción temida, sino en los momentos previos, en los cuales la persona no para de pensar en la situación específica y a sentir sensaciones desagradables al imaginar su fracaso.

Los síntomas a través de los que se manifiesta esta ansiedad, son los propios de la ansiedad:

  • Tensión muscular
  • Sudoración
  • Palpitaciones y/o taquicardia
  • Cefaleas
  • Disnea
  • Voz temblorosa
  • Mareos y náuseas
  • Problemas digestivos
  • Alteraciones de sueño
  • Fatiga

La ansiedad anticipatoria puede también causar problemas en las relaciones sociales puesto que suelen estar siempre preocupados y tensos. Además hay una disminución de la concentración y, con ello, una disminución del rendimiento académico o laboral.

Por todo ello, la aparición de toda esta síntomatología produce grandes molestias que hacen que, como hemos visto, se pierda la capacidad para rendir adecuadamente.

Referencias:

  1. Carlos Baeza (2007). Clínica de la Ansiedad. Psicólogos  especialistas en el tratamiento de la ansiedad. Madrid y Barcelona.



maria robles psiquiatra barcelona

Dra María Robles Martínez

Médico Psiquiatra

Consulta psiquiatría privada en Barcelona

Especialista en urgencias psiquiátricas, adicciones y patología dual.

www.mariarobles.es